miércoles, 3 de diciembre de 2014

La Noche que Conocí a Topy Mamery


        Todo empezó en el backstage de un episodio del afamado programa de televisión Idol PR. Donde entre shots de tequila barato y machineos de llaves maquilladas con caspa 'e mono se discutían temas importantes del futuro del programa. Entre ellos se hablaba de cómo carajos eliminar al gordito cabrón que cantaba canciones de Yandel como si estuviera enseñándole a los niños del mundo lo que tenían que hacer si querían ser victima de bullying toda su puta vida. También se vacilaba sanamente con la duda de “¿para qué puñeta Aleyda quería ganarse un carro en la competencia si la hijeputa era ciega?” Y entre esos chistes de buen gusto Topy y yo nos sentíamos como si fuéramos amigos de años, no sé si por mis chistes o porque le dije donde quedaban todos los puteros ilegales de Caguas. Llegué a sentirme tan apegado a él que logré atreverme a pedirle una foto y así realizar uno de mis sueños.

         Luego de la foto nos abrazamos y le dije al oído "Carlos, yo lo admiro desde que me enteré que usted era quien se aseguraba de que a Noelia no se le salieran los supositorios cuando bebé" y lloramos un poco. Ese día Yolandita se ausentó por una infección vaginal, Elvis Crespo y Noel Schajris estaban discutiendo, Milly Quezada pues es dominicana y negra, hasta durmiendo es molestosa y está mal. O sea, todo apuntaba a una misma dirección; nos iríamos a ver putas cagüeñas de esas que tienen más guindalejos que una piñata en la chocha. Nos dirigimos a Alone Mens Club y allí rápido se podía notar como el semblante de Don Topy cambió por completo, su mirada se perdía y su sonrisa lo hacía ver idéntico al tecato de Dennys de Isla Verde cuando ve que sacas la cartera y solo tienes billetes de $20. Desde ese momento lo consideré como un padre para mí (no para mi hermana).



         Bebiendo Cuba Libre y moliendo Cialis (pastillas que te ponen el bicho bien duro) para luego inhalarlas, aprendí la importancia de ser un macho alfa; no es tener dinero y ser triunfador en la vida, lo que realmente vale es demostrarle a tu pareja quien tiene los cojones en la relación y hacerla sentir inferior. Fue allí donde Topy dejó ver que los threesomes le estaban arruinando la vida. Me llegó a decir “Jose, después que un hombre se acostumbra a vivir con dos mujeres, ¿para qué sirve tener solo una?” y yo le dije “Mano, estamos en un putero. Aquí puedes tener hasta 3, tú tienes chavos”. Me miró serio, se tiró par de sus ticks y contestó: “Si tú supieras la definición de la vida luego de que tus días se resumen en desayunar Viagra, mamarte una chocha apestosa a mea’o y otra a Victoria Secrets para luego trepar una encima de otra y ensuciarte la pinga con dos pájaras diferentes, estuvieras llorando conmigo.” Yo no supe que contestarle y con la voz entrecortada invité a Strawberry Shortcake a que le hiciera un baile privado junto a Dinamita (su prima).



         Nunca supe que pasó en ese baile, pero duró menos de lo normal y él salió con prisa diciéndome para irnos a otro putero en Santurce. Sin más remedio le hice caso ya que él era quien estaba pagando y además le hacía un favor a esas nenas que de seguro no habían terminado sus asignaciones. Por el camino casi no hablamos y ya no sentía ese cariño de padre e hijo que me había dado unos minutos atrás, pero no le di importancia, solo escuchaba como repetía “Una mujer madura cuando te escucha chingando con otra y se pone bellaca en vez de encojonarse...” y eso me preocupaba más. Nos estacionamos detrás del antro de mala muerte y entramos gratis y por el camerino. Me presentó con todas ellas y se llevó a una que le decían “Rubí” para un mueble y allí la puso a cantar canciones de Noelia.



         La confusión me jodió tanto que salí y me senté en el carro a decírselo a mis amigos por Whatsapp. Pues yo aunque siempre admiré a una persona por rumores que decían de él, al final no sabía si lo que él es realmente era de admirar. Estaba hasta un poco arrepentido de haberme disfrazado de Don Topy en octavo cuando mis amigos dieron la idea de vestirnos de los Avengers. Me recosté en el asiento del carro a hacerme una casketa viendo el video de Noelia en el celular en lo que esperaba que él terminara de hacer lo que sea que estuviera haciendo con Rubí en aquél sofá viejo. Una vez terminé, me quedé dormido sin limpiarme y Topy se monta y me dice “Jose, voy a serte sincero, te voy a llevar y luego me iré al hospital, no me siento bien y creo que he abusado de mí mismo”. Yo le piché porque ya hace horas estábamos bien borrachos y él me dijo “Mi castigo en la vida será ser recordado por alguien grande en la farándula y no por lo que realmente es importante, por ser un viejo bellaco e irrespetuoso”. No pude contener el derramar un par de lágrimas, me limpié la leche seca del pecho y viramos para Caguas hablando de lo mama bicho que era Rocky The Kid.


2 comentarios:

  1. Joutax como siempre LO MEJOR de este blog

    ResponderEliminar
  2. ¡Hey! Gracias por material escrito como este. Las etiquetas también están chéveres. La parte en donde mencionaste el cambio en el semblante de Topy me tripió bastante jajajaja y la foto más todavía.

    Nosotros también nos vacilamos las estupideces puertorriqueñas, los invito a chequearse nuestro canal, específicamente, el video que dejaré adjunto. ¡Gracias!

    https://www.youtube.com/watch?v=3Ad6nU64uNA

    ResponderEliminar