jueves, 29 de octubre de 2015

Style Wars: Carta Abierta a Colectivo Moriviví




Querido Colectivo Moriviví:

Hola, ¿cómo están? Me imagino que triste por lo que le hicieron a su mural de la trigueña esnúa en la Fernández Juncos. No se preocupen, eso pasa. Les explicaré por qué. ¿Han visto ‘Style Wars’?

‘Style Wars’ es un documental de 1983 sobre graffiti. De hecho, es el primer documental de hip-hop en la historia, y eso está bien cabrón. Se los decía porque ese documental es bien bueno, sale gente breakeando, gente rapeando, dj’s waya waya, pero lo más importante de todo, es que sale gente graffiteando. Hasta sale Lady Pink. ¡No me digan que ustedes pintan en murales y no saben quien es Lady Pink!

Ok, pues como les decía, yo también estoy triste por lo que le hicieron a su mural, pero en el fondo me alegro. ¿Qué por qué me alegro? Pues porque ‘Style Wars’ me explicó todo esto que le está pasando a ustedes. Es normal que si pintan en la calles públicas alguien les va a vandalizar la pieza, aunque yo prefiero el termino bombardear tu arte. Es una guerra de estilos y ahora a ustedes les toca responder. Ñeta.

Ustedes dicen que no son graffiteras, ok, “fine”, pero sigue siendo arte callejero y la calle es diferente a un museo. En la calle si alguien te cae mal tu le tachas su tag bombardeando encima un throw up (letras burbujas) con tu nombre y que se cague en su madre. En la calle una pieza wild style de BLEN puede amanecer bombardeada por un 3D de TESE o con una tostadora de ISMO. Y todo seguiría normal. Si no quieren que les bombardeen su pieza, perdón, como ustedes dicen, que les vandalicen su arte, deberían pintar solo en museos.

¿Ustedes saben quien es Banksy? Deberían aprender de él y su épica guerra con King Robbo. Es parecida a la de ustedes. Sí, porque el que las vandalizó a ustedes no fue un cristiano derechista Don Eleuterio con una brocha, sino un graffitero bombing. A menos que sea un graffitero derechista cristiano, pero eso sería bien pendejo. Esto no es ni machismo ni feminismo, esto es arte competitivo. Ese brassiere y ese panty no lo puede dibujar cualquiera, pa’ eso hay que practicar mija. Parecía un brassiere de Me $alve de tan bien que estaba hecho.

Ahora bien, regresemos a la épica guerra graffitera entre Banksy y King Robbo. Todo empezó cuando Banksy hizo un graffiti debajo de un puente. A la semana King Robbo se lo bombardeó. En vez de ir a quejarse al programa de Rubén Sánchez, Banksy le dibujó por encima al bombing de King Robbo. Al poco tiempo volvió King Robbo a pintarle por encima, y sin querer crearon una galería de arte improvisada debajo de un puente con arte nuevo cada semana por meses. Fue tan memorable en el mundo del arte clandestino que cuando King Robbo murió en 2014 Banksy regresó al lugar de la batalla para bombardear un último graffiti en respeto al rival que sacó lo mejor de él. Leía:  Rest In Power King Robbo.

Y ese es mi mensaje para ustedes. Contéstenle a ese cabrón. No se queden dás, y peor, no lloren. Pinten algo bien hijoeputa encima de ese blanco que les puso ese tipo. Vívanse la experiencia verdadera del arte callejero, o mejor vean ‘Style Wars’. PAZ



                         


2 comentarios:

  1. Todo esto se sostiene si era un grafitero bombardeando. Yo diría que no.

    ResponderEliminar