miércoles, 27 de abril de 2016

Muertes en la Avenida Valle Tolima



Entre medio de Bairoa y Cañaboncito, y al este de las montañas mafiosas de Aguas Buenas, se encuentra la avenida Valle Tolima. Carretera principal que divide a los pobres de los más pobres y donde aprendí todo lo bueno y lo malo de la vida. De lo bueno aprendí a escaparme de casa para janguear, a hablarle a las nenas para que me dejaran darle deo y como vender paquetes de cocaína en partys de “underground” noventosos. Lo malo fue que vi muchas muertes. Por ejemplo…



Cuando mataron a dos tipos en el Día Nacional del Bikini – Si has visto el video de cuando Lito y Polaco están cantando en el Parque del Turabo y de la nada sale Baby Rasta al frente de la tarima a incitar a Lito a que le diera un puño en la cara y todo el party enloquece por la tiraera, pues esto fue lo que pasó después. Ese Día Nacional del Bikini (hicieron muchos y con diferentes putas/bailarinas) fue en octubre de 1999, fecha en que todos en mi corillo tenían dread locks raperos, incluyéndome a mi.

Cuando se acabó el party estaba frente al portón hablando con mis panas cuando escuché como si estuviesen explotando petardos fuera de fecha. Volteé a ver. Vi dos tipos flacos uno frente al otro como a cinco pies de distancia entre ellos. Uno le disparaba con una pistola y el otro no hacía nada. “Eso tiene que ser de embuste” fue lo que pensé. Justo ahí el otro se agarró la barriga y ahí empecé a correr rápido con cojones mientras escuchaba los disparos secos y voces que gritaban “¡Coge a ese cabrón!” Llegamos hasta la esquina de Parque del Río jadeando por haber corrido esa longa en estado de perse. Nos miramos para coger aire. “Diablo, mataron a un cabrón ahí… Diablo… ¡Vamo’ a subir a ver!”

Corrimos de nuevo a la entrada del Parque del Turabo pero antes de llegar había otro tipo que le habían disparado agonizando en la entrada del pasillo que da para Valle Tolima. Cuando llegué ya había un grupo de policías alrededor del tipo mirándolo hacia abajo mientras se ahogaba en su propia sangre y ya dándolo por muerto. La historia fue que esos dos chamacos habían salido de la cárcel esa misma semana y los anormales de Bairoa los estaban buscando, fueron al party de underground  a celebrar su nueva libertad y los encontraron.

Lo peor fue cuando llegó la mamá de uno de ellos a reconocer el cadáver. Hablando de padres esto me recuerda…



Cuando el papá de Joutax atropelló a Camacho Shrek – Esto fue una noche que Camacho tenía la Santísima Trinidad de las Notas (borracho, espitiao y arrebatao), y como siempre sucede en estos casos le dio el vengamás. Camacho se montó en su bici Mongoose aniquelá y pedaleó en dirección al punto de la química extra peligrosa de Valle que quedaba al otro lado de la avenida.

Tato Supermarket además de ser el papá del enfermo sexual de Joutax también era dueño de un colmadito en la Avenida Degetau y tenía una van de esas blancas que usan los tipos que raptan nenes allá afuera para mover la mercancía. A veces se quedaba hasta tarde en su propio negocio bebiendo con sus amigos, como pasó esta noche. Lo que pasó cuando se encontraron sus dos notas de frente no terminó en una muerte pero es lo suficientemente chistoso como para usarlo de comic relief en un post de obscuridad y muerte.

Tato salió borracho guiando hacia su casa en Parque del Río guiando rápido con cojones por la avenida. Camacho en la bici se relambía pensando en la nota que iba a coger. Hasta que decidió entrar por la entrada de la Farmacia Judith sin mirar a los lados debido a la nota cabrona que tenía encima, y Tato Supermarket bien borracho bien rápido lo chocó con la van blanca haciendo que el cuerpo toboso de Camacho Shrek volará 20 pies por los aires.

Cualquier otra persona hubiera muerto por el cantazo pero Camacho estaba tan endrogao que calló inconsciente en la brea con una sonrisa de oreja a oreja. Tenía un hueso de la pierna izquierda por fuera de la carne. Tato estacionó la guagua, caminó hasta donde estaba Camacho entre sangre coabulada e hizo lo que cualquiera hubiese hecho en su lugar: se montó de nuevo en la guagua, guío hasta su casa, y comió algo para cuando le hicieran la prueba de aliento no saliera tan jodío como se supone que saliera.

Regresaba de una fiestecita de sexto grado cuando me encontré con el accidente. Vi un mar de gente, en el medio estaba Camacho durmiendo y creo que lo vi riéndose. Ahora entiendo que estaba endrogao. Tato Supermarket aunque se quito un porcentaje de alcohol en su casa, y aunque visitó a Camacho todos los días al hospital como el buen padre de familia que era, no pudo esquivar la inevitable demanda que la mamá de Camacho le puso con sus abogados. Tato tuvo que pagar $20,000 por daños y perjuicios, y Camacho se los gastó en un Mitsubishi Technica rojo, unos aros Momo aniquelaos de tres patas, putas y crack.

Por lo menos esa historia tuvo un final feliz, pero la cosa más nasty que ocurrió en la avenida de Valle fue…


Cuando desmembraron a Chamorro – Esto ocurrió el mismo día que Puerto Rico le quitó el invicto olímpico al Dream Team en Atenas 2004. Chamorro era el “delivery boy” de la pizzería Turabo Pizza que siempre entregaba las ordenes con una Heineken en la mano, no tenía problemas con nadie y le caía bien a todos.

Al parecer le caía bien hasta a mujeres casadas. Esa tarde mientras ocurría el juego una muchacha estacionó su carro frente a la pizzería y se puso a hablar con Chamorro. El carro estaba estacionado de una forma que Chamorro para poder hablar cerca de ella tuvo que salir de la acera al lado del conductor y su cuerpo quedaba hacia la avenida.

En eso una guagua Ford F-150 empezó a bajar la Avenida Valle Tolima a alta velocidad impulsada por ira, odio y celos. Como si fuera hacia Turabo Gardens y la pizzería le quedara a mano izquierda, pero a 80mph en una zona de 25mph. La guagua era guiada por el esposo de la muchacha que hablaba con Chamorro.

El pobre de Chamorro nunca lo vio venir. El cantazo fue tan fuerte que Chamorro voló y cayó más cerca de la farmacia (donde está el Subway ahora) que de la pizzería. Ahí la guagua Ford F-150 siguió guiando y trató de pasarle por encima al que entregaba las pizzas de Turabo Pizza, pero en vez de pasarle por encima lo que hizo fue arrástralo 150 metros de distancia porque quedó pillado entre las gomas de la guagua. El arrastre entre goma y brea desmembró el cuerpo de Chamorro en cuatro partes.

Mientras esto ocurría dentro del Valle Tolima Liquor Store y la agencia hípica de al lado se celebraba la victoria boricua contra el quinteto gringo con mucho ron y cerveza. Cuando escucharon los gritos de la gente salieron afuera a ver lo que pasaba y con la nota vieron la escena dantesca de ver a su amigo en pedazos por el piso. Lo próximo fue como la escena que todos vomitan en el parque en ‘Problem Child 2’, pero mientras la mayoría vomitaba uno de los amigos de Chamorro llamado Pablito se montó en su guagüita tres potes y se le fue detrás a la maldita Ford F-150.

La persecución fue desde la luz de Valle Tolima en dirección a Aguas Buenas hasta que apareció una patrulla y se les fue detrás, pero como la policía siempre confía más en los carros caros que en los carros humildes pararon la tres potes pero no la F-150. El policía nunca le creyó a Pablito la historia que les acabo de escribir y la F-150 pudo escapar sin problemas.

En el entierro muchas voces juraron vengar la muerte de Chamorro. Al día de hoy lo que se sabe es que al tipo que guiaba la Ford F-150 nunca le hicieron nada, que se reconcilió con la tipa y se mudaron para allá afuera. La muerte de Chamorro nunca fue vengada.


Solo tres historias de la carretera que más caminé de niño y que más influenció mi vida. Mi nombre es Vlade y me críe en Parque del Río/Las Haciendas, al lado de Valle Tolima.

domingo, 24 de abril de 2016

La Muerte de la Música



         Desde el principio de la música, cuando no existía tecnología, el único ingreso o método de supervivencia para quienes dedicaban su vida al 4to arte eran las presentaciones en vivo. Se llegó a vivir como rico porque se elaboraban mejores piezas, se creaban melodías originales y la paga era cónsona según el esfuerzo y respeto al trabajo. Se hacía música por pasión y no por ser popular. El arte nunca debe dejar de ser un desahogo.


         Saludos, compatriotas. Les escribe Joutax y en estos párrafos trataré de resumir como la industria musical se ha ido desintegrando a causa de la tecnología y la farándula. Porqué con el pasar del tiempo ganar un premio pudo más que la pasión del arte. El daño que creó el conformismo de escuchar la canción que suena en la radio y no investigar todo el proyecto. En el modo que el avance nos enseñó a desprestigiar el talento a tal forma de convertirlo en olvido, y porqué la música de hoy y mañana nunca va a superar a la de ayer.



         En los 1800’s, pese a la gran ola de música clásica llega el tocadiscos, con el propósito de llevar el arte al hogar como un método de promoción a las futuras exposiciones de las orquestas ya que antes solo se tenía la dicha de escuchar música en eventos. Incluso al contrario de ahora, antes se disfrutaba el concierto y no se pasaban viéndolo con un teléfono mientras hacían videos para publicar en internet. El tocadiscos fue el principio en la era de la comercialización. La innovación era tan necesaria y el sonido tan limpio que no fue hasta casi 100 años después que salieron los cassettes, los cuales no tuvieron una acogida igual de importante en la industria por los motivos de grabaciones ilegales, poca duración y calidad de audio. Recuerdo tapar con bolitas de servilleta los orificios superiores del cassette para poder grabar música de Alfa Rock cuando daban rock. Pero al ser más transportable surge el primer reproductor portátil, el Walkman.



         La música había encontrado una nueva manera de mercadearse. Ya no era imposible llegar a cualquier rincón del mundo. De hecho, habían agrupaciones como los Beatles que vivían de las ventas de discos y habían dejado de hacer conciertos o giras. Este arte pasó de ser un sentimiento a un capricho por un galardón y una disputa de egos. Era el mejor momento para resaltar por talento y a su misma vez hacer una fortuna por ello. Cada uno quería vender más que el otro y luego de experimentar con la tecnología laser en tocadiscos, Sony crea el CD en 1990 para ayudar al artista en su exposición. Los Compact Discs dieron los mejores y últimos años de vida al revenue de este negocio. Hasta el día de hoy para mí escuchar un álbum es sentarse a ver las fotos del librito y leer todas sus canciones mientras las escuchas.



         Hace unos 22 años a Geffen (la compañía discográfica de Aerosmith), se le ocurrió la idea de regalar una canción como descarga de internet para promoción de su nuevo disco. Existen 5 continentes, hay aproximadamente unas 7,229,916,048 personas en el mundo, todos diferentes, pero nos une una sola cosa; el peseterismo. Entonces nace Napster en el 1999 para todos esos que preferían gastar $30 en 100 CD’s para grabar que pagar por el producto original. Haciendo del año 2000 el último con éxito de ventas en la industria. Fue así que obviamente muchos artistas como Metallica empezaron a quejarse y terminaron ganando la demanda y cerrando la página. Pero como el ser humano no era conforme con descargar 100 CD’s gratis y siempre tiene que quejarse por algo, se crea el MP3 player para sustituir las carpetas gigantes de discos.



         El trend de los MP3 Players hizo que la pasión a la música muriera. La generación que creció con iPods no se interesa en leer canciones, ni en coleccionar discos, ni en aportar a la industria, ni por estudiar la discografía del grupo que está de moda. Ahora solo importa lo que viene, lo próximo en pegar y tenerlo antes que todos. Eso ha hecho que muchas agrupaciones y/o hasta géneros desaparezcan porque solo los más famosos se ganan un contrato con alguna página de internet para que los promocione. Por eso ahora se venden más singles que discos. Porque al artista se le hace económicamente más viable ofrecerte tres canciones por $6 e irse de gira mundial. Como en la industria del porno que empezó grabando prostitutas ilegalmente, luego las pornstars vivieron de sus videos XXX y esas ahora hacen 3 escenas anuales para usarlas como tarjeta de presentación a su tour de strippers. Como querer hacer dinero sin tener que invertir. Porque ya la música no se hace por otra cosa que no sea por vicio a lo material.



         Así las cosas, llegamos a un término en donde se ha prostituido tanto la música que ya puedes escucharla desde un reloj, vía un cloud y hasta se prefiere pagar una mensualidad a una aplicación de radio en internet. Tiempos en que los vinyles pasaron a ser una colección que pocas personas todavía prefieren, algunos por el contacto con la nostalgia y quizás, otros por ostentar un moralismo que bien raya en un culto fanático, soberbio e irracional como cualquier religión. El cassette ya es innecesario, los CD’s se guayan, cogen hongo y “pagar $10 por eso es demasiado”. Ya cualquiera hace música sin músicos, el arte dejó de ser arte y lo que en algún momento fue un desahogo ahora es el nuevo invento de una compañía por fama. Ahora cualquier idiota con acceso a una computadora se autoproclama “músico”, “cantante” y quién sabe cuántos arquetipos más. Igual pasó con los libros, pero ese tema es para después porque en la era de la información, la desinformación es pauta.