martes, 14 de junio de 2016

Puerto Rico Tiene lo que se Merece




         Desde el año 1952, cuando Luis “El asesino de Albizu” Muñoz Marín nos puso el estatus de “ni de aquí, ni de allá”, es que nuestro país se destinó a este limbo político en que llevamos décadas amarrados; o sea, un mierdero. ¿Por qué? Porque nunca hemos tenido cojones. Porque históricamente hemos demostrado que sabemos quejarnos, pero no defendernos. Nos ofende la injusticia, pero nos dejamos abusar de las mismas ratas cada cuatrienio, y sin protestar. Vamos seguros dentro de la inmunidad de nuestra burbuja y escogemos a quienes nos hunden, pero no nos atrevemos a aceptar la culpa compartida. Porque todos somos hábiles para reconocer los problemas para terminar ignorando las soluciones y aquí seguimos, más de 60 años después, siendo ovejas colonizadas disfrazadas de lobitos patriotas rebeldes.


Ujum...


         Según los plebiscitos, desde el 2012 se ha preferido la estadidad más que al Estado Libre Asociado y desde siempre, más que la independencia. ¿A dónde quiero llegar con ello? Puerto Rico lleva años demostrando que el estadista haciendo propuestas estériles al Congreso tiene más interés en salir de este status que cualquier revolucionario haciendo bumper stickers y vendiendo camisetas feas en una caminata cualquiera. Estamos viviendo en una época donde nuestros izquierdistas solo saben usar su izquierda para darle ‘ENTER’ a su protesta por Twitter. Esos mismos con su vagancia han ido matando poco a poco el ideal más fuerte que tenemos, lo que nos une  como país; claro, si nos dejamos llevar por el internet, ellos son la mayoría casi absoluta cada vez que se habla de una marchita boba por la liberación de Oscar López o de un concierto de Calle 13, pero cuando la ocasión es crucial, dejan a su partido e ideal por politiquear o por unirse a otros para “vencer al enemigo”. Este es el país en que el enemigo de mi enemigo también es mi enemigo. Ni siquiera para eso tenemos una postura.



         Hace unas semanas vino Bernie Sanders a promocionarse como parte de su campaña por la presidencia de Estados Unidos y escogió la IUPI para dar su mensaje. La universidad, cuna de ideas y del pensamiento ilustre, estaba tan llena de “melones” como de chismosos las iglesias; hasta Tito Kayak tenía una camisa que decía “Río Piedras Felt the Bern”. Sin duda Sanders se echó a los estudiantes en un bolsillo: un viejito gringo con ideas revolucionarias en medio de todo este desastre que tenemos, les ofrece subir el salario mínimo a $14, les ofrece soluciones y, después de las reverencias y el aspaviento, los turbas votaron por una embustera que mandó a su marido a darnos el mensaje por ella. Quizás preferimos eso para en noviembre poder volvernos a quejar de la triste y repetida era Clinton/Rosselló.



         Puerto Rico se está preparando para dar su famoso voto de castigo al partido que está al mando, olvidando la soberbia que sentía con el otro hace 4 años. Este pueblo insiste en hacer de la política un carrusel, pero pagando con sangre y vergüenza en vez de con pesetas. Preferimos darle el voto a una que prefirió pasar un bochorno público y es investigada por el FBI antes que dejar espacio a ideas nuevas que aporten respuestas, no más preguntas. Así somos, imbéciles sin rencor y sin miedo a las consecuencias de actuar errando. Votamos por los mismos para tener razones de criticar a los que votan por los mismos y burlarnos de los que prefieren minorías o a una candidata independiente que les dice lo que ellos desean oír: la misma que el día del #RIPELA prefirió irse a recoger “fondos” para su campaña, en vez de dar un mensaje sobre ese momento histórico de Borikén.



         Mi isla es ese lugar donde “recién nos enteramos” que somos una colonia y que el ELA ha sido una falacia perpetuada por más de seis décadas como una cortesía regalada por Luis “El tecato ‘e opio” Muñoz Marín, pero seguimos apoyando al partido y de fanáticos con sus candidatos, esperando que alguien nos ayude, pero sin mover un dedo. Quejándonos en voz baja, hablando con miedo y señalando con las manos en los bolsillos. Aceptamos bajar la cabeza si es lo que hay que hacer mientras nos mantengan, porque lamentablemente no vivimos en un país pobre, pero sí endeudado hasta decir basta. Si es triste que nuestra mayoría se componga en ciudadanos vagos e interesados a las ayudas para vivir fácil, más triste es que sean esos los que hagan una “diferencia”, prolongando nuestra miseria cada cuatro años con su derecho al voto.




         En mi opinión ninguna tragedia es más fuerte que otra, pero sí pienso que algunas deben tener más importancia por prioridad. Está absurdo ver a todos dedicarle una semana de lágrimas a la muerte de un gorila y recordar el poco caso que le prestaron al IVA. Me llena de orgullo como el pueblo entero se ha unido en busca de justicia en el caso de Lorenzo, pero me da mucha más lástima como se olvidaron de unos maestros que perdieron su retiro. ¿Por qué le damos más foro al mensaje de un candidato a presidente que a quien nos puede matar nuestro país? ¿Por qué seguimos votando por los mismos si todos sabemos lo mucho que el azul y el rojo nos han jodido? Deberíamos dejar de darle tanta atención a lo que no nos afecta, olvidar la paja en el ojo del vecino y empezar a trabajar por el ladrillo en el propio. ¿Mataron a 50 homosexuales inocentes en Orlando? Eso es triste, lamentable. El mundo está hecho una mierda, pero no podemos darnos el lujo de olvidar que la Junta de Control Fiscal nos va a joder la vida y sobretodo al futuro: los jóvenes universitarios. Empecemos a preocuparnos un poco más por lo nuestro y no por lo que esté de moda, porque mientras sigamos así, seremos los mismos parásitos y TODOS tendremos la culpa.


3 comentarios:

  1. ¿Y qué les pasa a los puertorriqueños que no se rebelan? Eso lo dijo uno de los grandes. Desde entonces ha habido mucha represión, opresión, aesinatos, tortura y mentiras. Es como en 1984, donde el triunfo del Gran Hermano era que lo amaras. En Puerto Rico se confía en el gringo pues no se le dio el tratamiento de Diego Salcedo. Y muchos lo han ayudado, LMM, Orbeta, CRB y más fauna o alimañas si quieres.

    ResponderEliminar
  2. NO VIVIMOS EN UNA NACION POBRE??? PERO DE AQUI NO SE EXPORTA NADA CABRON JOUTAX WTH???
    SI PR SE REBELARA DE MANERA TOTAL & DEFINITIVA POR LA INDEPENDENCIA CON TODOS ESTOS INDEPENDENTISTAS PENDEJOS LOS MISMOS QUE CUANDO SE VEN CON EL CULO AMARRAO & CON UN PEO ATORRAO SE MARCHAN A USA COMO PRIMER & CLARO UNICO & MAS ESTABLE DESTINO, PR NO SERIA TAN PENDEJO COMO VOS DICTAS EN ESTE COMUNICADO!!!
    #PUÑETAAAAA!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y este loco? Empezastes contradiciendo a joutax y terminaste dandole la razon. Hahahaha por lo que entendi el escrito se trata de eso, de que si los independentistas tubieran cojones el pais no estaria tan descojonao.

      Eliminar