martes, 12 de julio de 2016

Candidatos Boricuas a la Junta de Control Fiscal




Dentro de unas semanas una junta de control fiscal llegará a Puerto Rico a matar nuestra economía y rematar la democracia que nunca tuvimos. La junta será formada por siete miembros, de los cuales uno de ellos tiene que tener residencia en la isla. Sería más fácil si ese mismo miembro también fuera puertorriqueño.

Estos serían mis candidatos:



Lin Manuel MirandaLin Manuel es como el primo gringo de mahones anchos que todos tenemos que se cree bien boricua pero no sabe donde queda El Morro. Tal vez por eso fue al programa de John Oliver a rogarle al Congreso que plis ayuden a Puerto Rico con la junta que bajará el sueldo mínimo de los jóvenes a $4.25. ¡Qué cojones! Puntos a Favor: Domina el idioma de Shakespeare a la perfección y es la mascota preferida del Presidente Obama. Puntos en Contra: Es nuyorican y nos recuerda al Macho Camacho (Que En Paz Descanse Macho Time!).



Pedro PierluisiEl todavía Comisionado Residente Mendigo en Washington ha sonado como uno de los posibles miembros de la junta, hace sentido porque la junta estará por encima de nuestras leyes (no podrán ser procesados judicialmente) y así la esposa de Pierluisi puede seguir robando chavos a cuenta del Gobierno como la buena pilla que es. Puntos a Favor: Aunque perdió ante Ricky Rosselló en las primarias todavía le puede ser útil a los gringos en su misión de joder a Puerto Rico. Puntos en Contra: El hijo de Pierluisi estaba en casa de Ana Cacho la noche que mataron al pequeño Lorencito. PROHIBIDO OLVIDAR.



Baby RastaEl máximo líder de mi generación, Baby Rasta sería idóneo para la junta de control fiscal porque cuando los nacionalistas anti-junta atenten contra su vida Wilmer el de Las Monjas absorberá las balas con su cuerpo y sobrevivirá igual que las otras 14 veces que lo han tiroteado. Puntos a Favor: Es veterano de la guerra más famosa luchada en suelo boricua, la guerra de The Noise vs La Industria. Puntos en Contra: Le tiró a los gringos (gringo, get it?) en la canción de “Eres mi nena, mi nena, mi nenaaaa, la que yo quiero…” para que sacaran la Marina de Vieques.



Pedro Julio SerranoEl líder de la comunidad LGBTTNWA dice estar en contra de la junta de control fiscal, pero cuando le digan que como miembro de la junta Pedro Julio no sería demandable ni juzgable en ningún Tribunal de Puerto Rico ni aunque matara al hijo colorao de la Burbu en el set de Pégate al Mediodía ese muchachito brincará de emoción y será parte de PROMESA sin pensarlo. La junta será impune y exenta de todo crimen que puedan cometer, y con Pedro Julio en ella serán la junta mejor vestida y con más estilo en toda la nación. Yes! Puntos a Favor: Es gay. Puntos en Contra: ¡Es gay!



Carmen LuvanaLa retirada estrella porno puertorriqueña no está haciendo mucho en estos días, con ella en la junta de control fiscal la clavada y comía de culo que nos darán será más placentera. Puntos a Favor: Es mujer y las mujeres están de moda, además, si nos van a clavar, ¿qué mejor que una profesional para ello? Puntos en Contra: Es bien puta.



Richard CarriónEl presidente del Banco Popular ha sonado últimamente como un posible miembro de la junta que viene a cobrar el dinero mal prestado de los bonistas al ELA. De todos en esta lista es el más probabilidades que tiene. Puntos a Favor: Es el puertorriqueño con más dinero en la historia. Puntos en Contra: Hace dos semanas dijo sin decirlo en una entrevista a El Nuevo Día que era independentista. ¡Uuyyyy!



Sandra ZaiterLa mayoría de la población se opone a la junta de control fiscal y al proyecto PROMESA porque entienden que es empobrecimiento caribeño y dictadura colonial en pleno siglo veintiuno, pero si estuviese Sandra Zaiter con su sillita de ruedas diciendo cosas lindas de la vida más gente la apoyaría. Yo la apoyaría. Y tú también, no te hagas. Puntos a Favor: Todo el mundo ama a Sandra Zaiter. Puntos en Contra: Es vegetariana.



La ComayLa debacle económica del país empezó cuando cancelaron el programa de La Comay a principios del 2013, o por lo menos la gente que no sabe un carajo de historia nos quiere hacer creer eso. Lo que pasa es que como buenos colonizados que somos extrañamos al que nos hace daño. Puntos a Favor: La Comay ya nos “gobernó” por una década completa, las personas estarían como si nada con ella en la junta. Puntos en Contra: Es una bochinchera.



Gustavo VélezEs la persona que ha estado defendiendo con uñas y dientes la junta de control fiscal en radio, televisión, periódico, redes sociales, señales de humo, telegramas, clave Morse y beeper. Cualquier persona normal pensaría que a Gustavo le pagan para defender la junta, pero él dice que lo hace porque es lo mejor que le conviene a Puerto Rico. Claro, si lo mejor que le conviene a Puerto Rico es reducir el sueldo, cerrar escuelas, cerrar hospitales, despedir empleados, y todas esas cosas que los que no somos economistas vemos como una cogía de pendejo legalizada en inglés que favorece a los gringos y jode a los boricuas. Puntos a Favor: Obama quiere economistas en la junta y aunque Gustavo sea un economista pobre ha sumado, restado y mamado lo suficiente por encima de los intereses de su propio pobre pueblo como para conseguir este anhelado puesto. Puntos en Contra: Es puertorriqueño.


miércoles, 6 de julio de 2016

Cojones Feministas



         Era uno de estos sábados que estás solo en tu casa sin nada en la mente y decides dar una vuelta por el Viejo San Juan. Salgo de Caguas escuchando algún CD de éxitos de Frankie Ruiz con la mentalidad de hacer algo diferente que no sea ensuciarme el bicho con alguna puta de Puerto Nuevo. Primero paro en la Inter para comer en El Trompo ya que El Churry al igual que a Jared; parece que con el tiempo le gustan las porciones más chiquitas. Luego subo a Lúpulo a darme unas cervezas de esas que cuestan más que el juicio de OJ Simpson. Cuando el alcohol empieza a hacer efecto me da con hacer lo normal; caminar por ahí y ligar culitos ilegales.



         Me dirijo a Tres Cuernos donde estaba por empezar una premiación de una competencia de skate. Llegando veo a una muchacha trigueña como de unos 20 años, de afro, con mahones rotos y camisa de Frida despintá, sentada en la acera esperando por alguien con su patineta. Era de estas mujeres que no se arregla porque el hombre debe quererlas como son, pero tapan su jamonería con una supuesta exigencia. De las que viven con los lemas “apesto porque me jodo más que tú” y “tengo bigote porque soy quien lleva los cojones”. Un desagrado de persona. Me le acerqué y le pedí la patineta prestada a ver si me salía alguno de los trucos que solía hacer cuando adolescente. No me salió un carajo, ya estaba viejo, gordo y borracho. Como agradecimiento le pago un round de Medalla y chichaíto, y cuando viro ya habían llegado sus amigos. Me quedé viéndolos un rato hacer boberías en sus patinetas y entre chistes y caídas nos pagamos unas 3 o 4 rondas más.



         A eso de las 12:30am digo “voy a comprar el último round y me voy pal carajo, vengo ya”. Cuando estoy pidiendo en la barra me percato que al lado mío estaba la negrita del afro que con el pasar de la noche, las cervezas y mi costumbre a las malas decisiones se veía más fea y empezaba a oler fuerte. El bartender me atiende, le digo “dame 6 Medallas con 6 sho…”, y a mitad de orden me fijo que a él se le pierde la mirada en ella y cuando la miro venía pa’ encima de mí con gotitas de sudor en el bigote y sacando la lengua pa’ besarme. Entre asombro y un asco cabrón levanté mi mano y con el antebrazo la empujé hacía atrás por el pecho. Para su mala suerte casi se cae porque estaba trepada en un escalón. Para mi peor suerte la universitaria era de estas rebeldes locas que nunca han encontrado la manera de ver un bicho para’o, pero sí saben buscarle una protesta a cualquier acción que no le agrade. Empezó a enumerarme todas las faltas de respetos que tuve hacia ella solo por rechazarle un jodio beso. “¡Qué poco hombre!” “¡Un hombre de verdad jamás le haría eso a una mujer en público!” “¡Pa’ mí que tu eres pato!” “¡Qué jodio picor tengo en la crica!” “¡Machista!” A lo que yo solo dije “¡Pero qué cojones tiene la prieta desagradable esta, puñeta!” Entre esos y otros reclamos hicieron que el bartender me hiciera señas de que me fuera con el round sin pagar antes de que se formara un crical a cuenta de la puerca esa.



         Mi papá una vez me dijo: “Los hombres cuando crecen feos se encierran a ver porno o pagan por putas, las mujeres se meten a feministas y exigen bicho como un derecho constitucional.” Al sol de hoy a mí no me hace sentido como puñeta una mujer cree que el hombre está obligado a contestarle cualquier insinuación, pero el hombre no puede ni mirarle el culo porque es un safa’o. ¿Cómo una película sin mujeres en el elenco es tildada de machista, pero un día especial para las mujeres en el cine no lo es? Mientras se ignoren las ventajas no habrá igualdad. El feminismo se ha malinterpretado y en vez de representar la igualdad de géneros, representa como las gordas feas también merecen chingar sin tener que enseñar las tetas en internet. Yo nunca voy a dejarme tocar de una puerca de esas y si es necesario darle un puño en la chocha para impedirlo, se lo daré.