miércoles, 31 de mayo de 2017

Las Mejores Muertes del Rock



Saludos compatriotas, les habla Joutax y quiero dedicar este escrito a varias muertes musicales como la más reciente de Chris Cornell. Las más importantes como la de Chuck Berry... y la "carrera" de Fiel a la Vega. Consecuente a eso, decidí en esta ocasión contar lo que para mí son las muertes más cabronas del genero musical que diseca cabras y desayuna perico como tradición cultural, el Rock. Porque morir como un rockstar debe ser un privilegio.




Dimebag Darrell – El guitarrista Dimebag ‘bolsita ‘e diez’ Darrell junto a su hermano baterista Vinnie Paul fueron los fundadores de una de las pocas bandas de Heavy Metal que sobrevivieron los ‘90s, Pantera. Mientras la música popular era el Grunge Metal y el Hip Hop, Dimebag creó lo que hoy día se le llama Groove Metal. En 2003 la banda se rompe porque (según Darrell), Phil Anselmo (cantante) se desapareció. Anselmo dijo en una entrevista que “Eran mentiras y que Dimebag se merecía que le dieran una pela”. En 2004 los hermanos formaron una banda llamada Damage Plan y meses más tarde, en diciembre 8 un fanático de Pantera se trepa a la tarima y le da 2 tiros en la cabeza y 4 en el cuerpo con una escopeta. Lo más cabrón es que todo pasó mientras su hermano miraba desde la batería. A este suceso los fanáticos le dicen el 9/11 de la música. Una leyenda urbana dice que solo a guitarristas bien cabrones los puede matar un fanático un 8 de diciembre, ¿será verdad?



Lennon firmándole un disco a su futuro asesino.

John Lennon Si se habla del rockero más respetado y una de las mentes más innovadoras de la música en estos últimos 60 años, se tiene que mencionar a John Lennon. Co-fundador de la banda más importante en el Rock and Roll, The Beatles. Fue asesinado por un fanático psycho en diciembre 8 mientras regresaba del estudio a su hotel en Central Park, New York. Mark David Chapman, el fanático/asesino de Lennon, horas antes había ido a matarlo, pero solo le entregó un disco para que le diera su autógrafo, John le preguntó “¿algo más?”, Chapman le dijo “no” y se fue. El creador de Strawberry Fields Forever terminó desangrándose en el piso tras haber recibido cuatro disparos de un .38 en el lado izquierdo de la espalda. Irónicamente, John Lennon dedicó sus últimos años a la lucha por la paz y el rechazo a las guerras. Mark Chapman tiene una cadena perpetua y yo quisiera que lo mataran.

Las gafas de John Lennon luego de morir.


Le pegaron la frente con un huevo frito.

James Vance James “Mr.Potato Head” Vance fue el típico chamaquito en los 80’s que por mensajes subliminales en el Heavy Metal se voló los sesos… o trató. El muy pelabicho hizo un pacto de muerte con un pana mientras escuchaban Judas Priest y en la carta de suicidio dijo que el alcohol y la música lo mandaron a hacerlo. James se trató de matar frente a una iglesia con un tiro desde la barbilla hasta el cerebro, pero fue tan pendejo que la mano le tembló y solo logró desfigurarse. A tal punto que los doctores no supieron como arreglarle la cara y le pusieron curitas como trapos tapándole los boquetes. La mamá de Vance demandó a la banda alegando que la canción “Better by You, Better than Me” si la ponías al revés decía “Do It! Do it!”, pero perdió la demanda ya que el juez dijo eso era una estupidez de personas flojas. La mamá llegó a decir que él era un niño bueno y desde que escuchó Heavy Metal se convirtió en un villano. Él era alcóholico, tecato y había golpeado a su pareja, pero según ella todo fue culpa de la música que adoraba a Satanás. A los tres años del incidente se suicido con una sobredosis de pastillas porque no toleró el bullying que le tenían y uno de los titulares de su noticia leía “At Last!”. Como dato curioso: El personaje Arseface de DC Comics es basado en él.



Sid Vicious – Este cabrón es uno de los más grandes responsables de que los rockeros tengan fama de rebeldes, tecatos y problemáticos. Fue el primer fanático que terminó en su banda favorita. Los Sex Pistols lo añadieron al grupo por su actitud de hijoeputa y por una vieja amistad con el cantante, Johnny Rotten.  Años antes, en un festival de punk se encontró con que el cantante de la banda que estaba tocando era Dave Vanian, quien en un pasado le hizo trampa en una audición, y le tiró con un vaso a la tarima, pero falló y un pedazo del vaso le explotó el ojo a una fan. Esa fue una de sus tantas veces que le tocó hacer tiempo en prisión por cabronerías. Rotten dejó la banda porque “se sintió engañado”. Luego de eso Sid decidió ponerle fin a su contrato con los Sex Pistols. Eso unió más su relación con Nancy Spungen, su entonces novia y a su vez se incrementó más la adicción ya que ella también se daba por el cable. En un momento de su vicio a la heroína llegó a escaparse del hotel y lo encontraron al otro día en un hospital con el pecho tajea’o con un cuchillo escribiéndose “Gimme a Fix”. Un día Nancy apareció muerta en el piso del baño con una puñalá en la barriga y Vicious le aceptó a la policía que él la había matado. Más tarde lo negó frente al juez y fue puesto en libertad tras pagar la fianza. La mamá le hizo una fiesta de recibimiento y obviamente se volvió a inyectar. Al otro día Sid no despertó. Se dice que la mamá tuvo que ver en su sobredosis de heroína para evitarle la cárcel. El punk es mensaje y rabia, y se ha dicho que si Rotten era la voz, Vicious era la actitud.

La mamá salvándole la vida.



Los bell bottoms de Cliff.

Cliff Burton Cliff Burton fue el bajista de la banda con más renombre en el Heavy Metal, Metallica. Una noche luego de su concierto jugaban briscas en el tour bus para decidir quién cogía la cama grande. James Hetfield (cantante/guitarrista) ganó, pero dejó que Burton cogiera la cama. A horas de la madrugada la guagua perdió el control haciendo que Cliff saliera por la ventana y el bus le cayera encima pinchándole el cuerpo de cintura para abajo.  El chofer dice que había “black rain” en el camino, pero yo digo que el cabrón se durmió y les metió la feca. En una entrevista reciente, Hetfield dijo que todavía siente el encojonamiento de que Burton sea el muerto y no Lars Ulrich.


Una de las 50 mejores fotos de la historia.

Kurt Cobain – Kurt Cobain se mató por culpa de su esposa tecata. Una vida fundada en depresiones y vicios fecundó en Seattle al Dios del genero Grunge o a quien más tarde se le reconocería por haber compuesto en el 1991 el decimoséptimo álbum más vendido en la historia. Tras la gran acogida y el dinero generado, como suele pasar en los rockeros famosos, los vicios crecieron, las drogas cambiaron y simultáneamente el sexo con su mujer se puso más al garete. A principios del 1992 su esposa Courtney Love (ex-cantante de Hole) le da la noticia de que van a ser padres y Cobain se mete en rehabilitación en Europa pa’ quitarse de la manteca que lo tenía bien jukia’o. A las dos semanas de su hija Frances nacer, Servicios Sociales se la quitó porque Courtney confesó en una entrevista que se metió heroína durante el embarazo. Kurt se escapa del centro, vira para Estados Unidos y se vuelve a meter por bejuco. Les devuelven la custodia con condiciones de pruebas de dopaje y visitas bisemanales. Cuando al fin todo parecía arreglarse es cuando más depresivo se pone y se vuela la tapa ‘e los sesos porque no aceptaba ser la imagen de una generación, porque no quería ser la voz de una juventud y porque su esposa crackera jodía con cojones. Murió el 5 de abril del 1994, pero encontraron el cuerpo 3 días después al lado de una escopeta y con una carta para Courtney que decía “¡Me cago en tu madre, jodia puta!”. Al sol de hoy Frances le tiene un orden de alejamiento a la mamá porque la odia.

Cobain muerto en su casa de Seattle.



Esas y otras muertes como la rockera gorda que murió ahogá con un sándwich y Elvis Presley que murió cagando son anécdotas que le han dado forma y vida al Rock y Heavy Metal durante toda su historia. De yo haber sido rockero en esos tiempos de seguro fuera parte de esos cabrones que no llegaron a los 30 años y hubiera estado más que cabrón. Lo más trágico de todo es que se nos van muriendo los mejores talentos que hemos podido escuchar, pero a Sie7e no le da ni un puto catarro, puñeta.


1 comentario: